Mis hijos y yo…

Tener una mascota es una gran responsabilidad, nos toca alimentarlos y velar por ellos.  Para muchos, las mascotas son parte de la familia, más aun ellos son nuestros hijos.  El debate entre los que creen que es incorrecto tratarlos como niños porque no son humanos y los que creemos que como seres vivos se merecen ser tratados con amor siempre ha existido.  ¿Saben qué?  No me importa lo que piensen, los de casa son mis nenes y se acabó.

El que visite sabe que habrá pelos en los muebles, el que me de un abrazo tendrá pelos en su ropa porque mi ropa tiene una combinación de pelos de perros y gatos de varios colores.  A pesar de mis manías de limpieza y organización, inevitablemente siempre será asi y al que no le guste, pues que no me visite.

Mi vida es mejor porque tengo esos muchachos en mi vida.  Peleo con ellos casi todos los días, por diversas razones:  no me dejan dormir, me persiguen por toda la casa porque tienen hambre, no me dejan ver televisión o quieren jugar cuando más ocupada estoy.

Para muestra un botón basta:  Una de las gatas lleva una parranda a la puerta del cuarto cada mañana, 99% del tiempo casi una hora antes de que toque la alarma.  Toca la puerta insistentemente, pelea con la otra gata, maúllan y vuelven a tocar la puerta.  Todos los días peleamos por eso, ella me mira y parece decirme “¿Y?, ¡no me importa!”;  y evidentemente no le importa porque al siguiente día me repite la dosis.

Repito, mi vida es mejor porque los tengo a ellos.  A pesar de nuestras peleas, son la mejor medicina para combatir el estrés.  A menudo Shakira (la perra mayor), me mira con cara acusatoria porque no hemos ido a caminar lo que me motiva a salir a caminar, respirar aire fresco y distraerme.  ¿Y los gatos?  El que no haya sentido el ronronear de un gato no sabe lo que se pierde.  Mis peores días en el trabajo quedan en el olvido con una buena dosis de ronroneo.

No importa si prefieres los gatos o los perros, la realidad es que su compañía nos beneficia de muchas maneras.   Me dirán loca, pero yo juro que ellos me escuchan, y a veces hasta contestan.   Tener una mascota es como tener un amigo contigo todo el tiempo.  Si te decides, adopta uno; los refugios están llenos de mascotas buscando un hogar, a cambio ellos te brindaran mucho amor.  Hoy se celebra el Día de Amar a tu Mascota, démosle mucho amor hoy y todos los días.  Si no tienes un mascota, considera donar comida o dinero a algún refugio en tu vecindario.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: