A pata suelta

¿Has escuchado la frase “durmiendo a pierna suelta”?  Se utiliza para referirse a cuando dormimos bien la noche entera, sin desvelos y el sueño nos ha energizado.  En Puerto Rico, siempre cambiamos todo a nuestro modo, y solemos decir durmiendo a pata suelta.

Cuando estudiaba en la universidad, caminaba desde la casa de mi abuela hasta el Colegio en la mañana y luego regresaba para almorzar.  Cualquiera que ha tenido la dicha de comer la comida de su abuela sabe dos cosas, una que es imposible decir no; y otra que ellas no conocen lo que es servir poco.  Luego de un delicioso almuerzo que muy bien satisfacía a un troquero, lo único que mi cuerpo pedía era dormir una siesta.  A veces, el cansancio me vencía y la siesta de 15 a 20 minutos se extendía a una hora.  Al despertar asustada porque eso podía significar perderme una clase, mi abuela siempre me decía; “tranquila que no hay nada mejor que dormir a pata suelta, ahora tienes más energia para volver a la carga”.

Era cierto, ese sueño me ayudaba a concentrarme mejor cuando regresaba a las clases de por la tarde.  No hay nada mejor que dormir bien, todo es mejor luego de haber descansado.  ¿Saben quién sabe eso mejor que nadie?  Los gatos, esos si que saben dormir.  A veces tengo que pararme en frente para ver si están respirando porque en todo el día no se mueven de su lugar favorito,  si el sofá que creo que es mío.

La verdad es que durante el día, se mueven varias veces.  Es cómo un ritual, con los ojos a medio abrir, se levantan, se estiran, se viran hacia el otro lado, se tiran en el sofá de nuevo y repiten todo un par de horas después.  Yo digo que es como los pollos a la varita de BBQ.  Los gatos duermen tanto que cualquiera diría que se pasan la vida durmiendo.  ¡Qué envidia!  La realidad es que ellos duermen un promedio de 17 horas al día aunque solo una de cada cuatro es sueño profundo.  Al menos, eso dicen los expertos porque si me preguntas a mi yo juraría que se la pasan durmiendo a pata suelta las 17 horas.

Dormir bien es beneficioso para la salud.  Cuando dormimos, el cuerpo se relaja y eso facilita la producción de melanina y serotonina. Estas hormonas contrarrestan los efectos de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) y nos ayudan a ser más felices y emocionalmente más fuertes.  Nuestro sistema inmunitario emplea el tiempo de sueño para regenerarse, lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los gérmenes que nos amenazan.  La pérdida de sueño afecta la capacidad para razonar, la atención a los detalles, eres menos productivo e influye sobre el humor.

Para dormir a pata suelta establece una rutina en la que te vas a dormir todas las noches a la misma hora y te levantas a la misma hora cada mañana.  Duerme en un ambiente oscuro, tranquilo y cómodo.  Ajusta la temperatura de tu cuarto para que no esté muy frío o muy caliente.  ¡Con esto y un poco de suerte, dormirás a pata suelta!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: