¿Cómo son tus mañanas?

Es oficial, yo no soy lo que llaman una persona mañanera.  Aunque duerma bien, levantarme y enfrentarme al resto del mundo no es fácil.  El contacto con otros seres humanos antes de beber una buena taza de café está terminantemente prohibido.  Hacerlo es un riesgo para la humanidad o por lo menos para los que se crucen en mi camino.

Hoy en la mañana me levanté con dolor de cabeza, con un ojo cerrado y otro a medio cerrar intentando llegar a la cocina sin pisar alguno de los tres gatos que tenía caminando frente a mi o entre mis piernas.  Estos mininos no tienen idea del peligro quese cierne sobre sus cabezas.  En este momento me doy cuenta de que mi paciencia es casi cero, les pego un grito y salen corriendo en pánico.    Cuando al fin llego a la cocina, no recuerdo que rayos iba a hacer, medito por unos segundos, ¡ah!  café.  Con mucha dificultad preparo la cafetera y decido ir al baño.

 

Una vez termino, voy a abrir la puerta y me fijo en un par de patitas negras por debajo de la puerta.  Agarro un pedazo de papel y lo paso por el hueco entre la puerta y el piso.  De repente ya no eran dos, eran cuatro patitas, dos negras y dos blancas.  Estaban intentando agarrar el pedazo de papel y por alguna razón la velocidad con que movían sus patas me hizo reír.   Seguí moviendo el papel de lado a lado y ellos seguían tratando de agarrar el papel y yo seguía riéndome.

Cuando escuché la cafetera terminar, decidí terminar el juego.  Mientras caminaba hacia la cocina me di cuenta de que ya no estaba bizca, me sentía despierta, alerta y hasta estaba sonriendo.  Los gatos me hicieron reír y con eso la necesidad del café pasó a un segundo plano.

Bien lo decían mis abuelos, la risa es la mejor medicina.  Se ha demostrado científicamente que las carcajadas disminuyen el insomnio, previene los infartos, tienen un efecto analgésico y reduce la presión arterial entre otros.  Como ven, reír es saludable, al reír la energía negativa es expulsada de nuestro cuerpo.  ¡Reír en la mañana es mejor que tomar café! Bueno, quizás eso es exagerar, pero de hoy en adelante voy a reír más.  No perdamos el tiempo, necesitamos reír más a menudo y con más intensidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: